miércoles, 10 de junio de 2015

La Iglesia reconoce por fin la existencia de los genitales.


Soplan aires nuevos en la Iglesia del siglo XXI. La corriente renovadora impulsada por el papado de Francisco acaba de dar un paso definitivo con la publicación de la Encíclica "Genitalia Universalis" que reconoce explícitamente la existencia de las zonazas.

"Era una cuestión de tiempo" afirmó el teólogo Paolo Marinetti. "La Iglesia no podía negarse ab aeterno a certificar la existencia espiritual y física de unos órganos por otra parte ampliamente utilizados por la Curia".

Círculos más tradicionales de la Iglesia reconocen su decepción ante las nuevas ideas y aseguran estar del Papa Francisco "hasta la polla".