martes, 9 de junio de 2015

NACE EL PRIMER HUMANO CON PERALTE INCORPORADO


Un suceso sin precedentes en la historia de la biología ha ocurrido en la pequeña ciudad belga de Watermael-Boitsfort. 

Marc de Boer, tercer hijo de un matrimonio de ebanistas, ha nacido con peralte. La peculiaridad física no fue notada hasta 3 días después del nacimiento cuando su padrino descubrió que el pequeño Marc presentaba una pendiente transversal inferior al 8%, lo que le faculta para contrarestrar su fuerza centrífuga.

Se especula con un futuro profesional en el mundo de los deportes de motor ya que al llevar su propio peralte en poco probable que se salga en las curvas.

La comunidad científica no se ha pronunciado aún aunque ya existe un proyecto multidisciplinar para estudiar su ADN e incorporarlo a los jugadores de banda en equipos de fútbol profesional.